Norah Jones vuelve a enamorar Madrid

Norah Jones Madrid 2016

El pasado viernes tuvimos la gran suerte de poder disfrutar de la música y de una de las mejores voces de este siglo en concierto con Norah Jones.

Norah Jones volvió a Madrid, después de cuatro años, para presentar su nuevo disco Day breaks, lanzado por el mítico sello discográfico “Blue Note”. Ya tuvimos un adelanto el día de su lanzamiento, cuando realizó una presentación del disco en…¡su propia casa! a través de Facebook live.

Según dicen los críticos, la neoyorquina vuelve en este álbum a las raíces más jazzeras de sus comienzos, pero ella lo vive más como “un regreso al piano”.

Norah apareció en el escenario dando muestra de la humildad y sencillez que la caracterizan, ya que lo hizo con toda su banda, como una más.

Rompió el hielo con el tema que da nombre al disco Day breaks, que dejó sin habla y se metió a todo el público en el bolsillo desde el primer acorde.

A continuación, interpretó los temas I´ve got to see you again, On the road, Sinkin´soon, It´s gonna be y Tragedy.

Llegó el momento de levantarse del piano para coger su guitarra y tocar una de sus mejores versiones, de Tom Waits, Long way home, una de nuestras favoritas.

El ambiente cambió repentinamente con la rockanrollera Don´t know what it means, una canción de su grupo femenino Puss n boots, a la que siguió Stuck, una canción con un marcado ritmo lento, que fue evolucionando hasta la más pura psicodelia. Impresionante espectáculo del guitarrista y el batería.

El show continuó con Chasing pirates, Come away with me, Little Broken hearts, Painter song, It´s a Wonderful time for love, And then there was you y Don´t be denied (versión de Neil Young).

Antes de ir al bis, pudimos viajar a tiempos pasados con sus fuertes apuestas de este nuevo disco: Flipside y Carry on.

El bis fue increíble, al más puro estilo country, todos los músicos se acercaron y tocaron, sin micro, tres canciones más: su temazo Sunrise, Creepin´in (nos faltó Dolly Parton) y para dar fin a esa noche mágica eligió la versión de How many times have you broken my heart , de Hank Williams.

Este cantautor estadounidense e icono de la música country, falleció en un accidente a los 29 años. Dentro de su Cadillac encontraron un cuaderno de letras de canciones sin terminar, las cuales fueron completadas por diferentes artistas en 2011, y ésta última canción fue la elegida por Norah Jones.

Después de una hora y media de placer absoluto para los asistentes, Norah Jones, abandonó el escenario de la misma manera en la que llegó, con un escueto “good night”.

No es una artista que interactúe mucho con el público, casi no le da tiempo ni a beber agua entre canción y canción. Además, no le hace falta, ya que su máxima vía de comunicación es su música, y en especial, su aterciopelada voz, que consigue que se te meta por dentro y te lo revuelva todo.

Para los que no pudisteis asistir os dejamos una playlist del setlist del concierto de Norah Jones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *